PAC-MAN MINI

Quién iba a imaginarse a principios de los 80 que un sencillo videojuego de arcade basado en laberintos que premian la habilidad de los jugadores esté a punto de cumplir 40 años ¡y siga más vigente que nunca! PAC-MAN: está claro que los clásicos nunca pasan de moda, y a nuestro pequeño y hambriento amigo amarillo con forma de porciones de pizza, no le han podido sentar mejor los años.

Desde que el diseñador de videojuegos Tōru Iwatani lo creara en mayo de 1980 para la empresa Namco, Pac-Man (Puck-Man, Pakku Man o simplemente “Comecocos” como se le conoce comúnmente en nuestro país) no ha dejado de batir récords mundiales: PAC-MAN ha sido considerado como el personaje de videojuegos más famoso de la historia por encima de otros pesos pesados del entretenimiento, como Mario Bros. (Nintendo), Sonic (Sega) o el mítico “Space Invaders”, al que destronó como el juego de arcade con más máquinas recreativas vendidas a los salones de juegos (alrededor de 300.000 unidades en apenas 7 años desde que comenzó su distribución).

pacman2

¿Pac… qué?

Para todos aquellos despistados que por alguna extraña y sorprendente razón nunca hayáis oído hablar de este juegazo, os vamos a contar de qué va el asunto y quiénes son los peculiares actores secundarios que hacen la vida imposible a nuestro amigo amarillo:

Pac-Man inicia su aventura en el centro de la pantalla y tiene que tratar de ir comiéndose todos los puntitos (Pac-Dots en inglés) que aparecen situados en los caminos que dan forma al laberinto. La tarea no va a ser fácil, ya que enfrente tendrá a 4 fantasmas de colores (Inky, Blinky, Pinky y Clyde) que tratarán de capturarlo y devorarlo en cuanto se despiste. Con sólo tocar a uno de estos fantasmas de grandes ojos, nuestro amigo pierde una de las tres vidas que tiene en su haber para conseguir avanzar hasta su objetivo final: superar los 255 niveles.

Cada uno de los fantasmas tiene su propia personalidad y manera de moverse por el laberinto:

Blinky – Rojo – El mayor enemigo de Pac-Man, ya que es el más rápido de los cuatro y siempre le está persiguiendo.

Pinky – Rosa – Rodea las paredes del laberinto en dirección contraria a las manecillas del reloj. Suele encargarse de cortar el paso a Pac-Man para que lo atrape cualquiera de sus otros compañeros.

Inky – Celeste – Tiene una manera de actuar imprevisible y nunca se sabe como va a reaccionar e incluso a veces da la impresión de que quiera huir de Pac-Man

Clyde – Naranja – Nunca persigue a Pac-Man y deambula por el laberinto de forma errática. Precisamente esto le hace más peligroso.

Pero no todo son malas noticias para Pac-Man ya que, a lo largo del juego, se encontrará con diversos premios que añadirán puntos extra a su marcador:

Cereza (100 puntos), Fresa (300 puntos), Naranja (500 puntos), Manzana (700 puntos), Uvas (1000 puntos), Galaxian (2000 puntos), Campana (3000 puntos) y Llave (5000 puntos).

Además, recibirá una vida extra al alcanzar los 10.000 puntos.

¡Y no solo eso! Pac-Man podrá defenderse de sus enemigos engullendo cualquiera de los 4 puntos de mayor tamaño (“Power Pellets”) que encontrará repartidos por todo el laberinto; en ese momento, todos los fantasmas cambian de color, se ralentizan y pueden ser devorados por Pac-Man durante un tiempo determinado. En el momento que los fantasmas han sido neutralizados, salen disparados a una caja situada en el centro del laberinto, donde pueden regenerarse en pocos segundos, así que Pac-Man tendrá que ser rápido si quieres comerse todos los puntos de la pantalla y salir airoso.


Una vez has llegado a este punto, ya conoces todo lo necesario para convertirte en todo un profesional de Pac-Man así que ¡es hora de ponerlo en práctica!

Te dejamos este enlace donde podrás JUGAR a PAC-MAN Mini sin necesidad de buscar una sala de recreativos cerca de casa.

¡Compite con tus amigos y demuestra tus habilidades esquivando fantasmas y comiendo puntitos!

Y, si quieres leer más reseñas de tus videojuegos preferidos, ¡ya puedes hacerlo yendo a nuestra sección de Juegos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.